Feb 22

Aumenta la eficiencia operativa del aeropuerto de Quito en condiciones de baja visibilidad

© Quiport

© Quiport

Desde el lunes 15 de junio, el aeropuerto de Quito aplica nuevos parámetros para operaciones de aproximación y salida por instrumentos en situaciones de baja visibilidad, que permitirán a las tripulaciones de las aeronaves reducir las demoras o cancelaciones de los vuelos programados. Establecer los nuevos mínimos, como se conoce técnicamente a estos parámetros, fue posible gracias a la instalación de transmisómetros, que son equipos de última generación que determinan el valor del RVR (Runway Visibility Range), colocados por Corporación Quiport, con un costo de 200 mil dólares, y que permiten medir la distancia de visibilidad horizontal con precisión.

Los mínimos operacionales son de 800 metros de visibilidad o un RVR de 550 metros para el aterrizaje. Para los despegues se aplicará una visibilidad mínima (RVR) de 350 metros. Esto significa que las  tripulaciones de las aeronaves necesitan solamente estos rangos de visibilidad mínima para operar en condiciones seguras.

Hasta hace poco, el Aeropuerto Mariscal Sucre se mantenía operativo durante un 99,5 % del tiempo al año. Con los nuevos mínimos, el tiempo operativo puede alcanzar 99,7 % del tiempo al año, lo que significará una reducción drástica en el número de vuelos afectados en salida y en arribo cuando hay condiciones de baja visibilidad.

La información es recibida en la Torre de Control que, en su calidad de autoridad aeronáutica, establece la viabilidad de mantener abierta la operación del aeropuerto. En ese sentido ha sido fundamental el trabajo coordinado con la Dirección General de Aviación Civil, que permitió validar todos los estudios para reducir los mínimos.

Andrew O’Brian, presidente y director general de Corporación Quiport, explicó que “lo que estamos logrando con estos nuevos mínimos operacionales es muy significativo y es un beneficio directo a nuestros pasajeros y a las aerolíneas. Los retrasos ocasionados por las restricciones en la operación que se producen en condiciones de baja visibilidad se reducirán de manera radical”.

Además, agradeció a la DGAC ecuatoriana por su agilidad y profesionalismo para poner a punto el sistema de medición de visibilidad y emitir los nuevos procedimientos. “Una demostración del compromiso de la autoridad aeronáutica fue la gestión para la visita de un grupo de técnicos especialistas de la Dirección General de Aeronáutica Civil de Chile, quienes asesoraron a los técnicos ecuatorianos sobre el funcionamiento del sistema”, destacó el Presidente de Quiport.

Para verificar el correcto trabajo del sistema, desde el punto de vista de las tripulaciones aéreas, la compañía aérea LAN facilitó apoyo logístico y técnico.

Este es un paso muy importante para las operaciones del aeropuerto de Quito, pues mejora la eficiencia y confiabilidad, manteniendo los más elevados estándares de seguridad.

por y fotos: © Quiport