Feb 20

De viaje por el reino de las nieves

nm69-13-1418668224-3d97a4789331d4283c563524206dc38aA través de la majestuosa cordillera de Los Andes, adornan en fila los imponentes nevados y montañas, que con su belleza forman inimaginables paisajes propios de nuestro hermoso Ecuador.

Amantes de la naturaleza y cualquiera con ánimo aventurero, puede dar fe del espectáculo que es observar a estos descomunales milagros de la naturaleza. Sabe Dios por qué están aquí, pero qué suerte que estén aquí.

Para empezar, representado en el Escudo Nacional, inspiración de muchos poemas, mitos y relatos, se eleva hacia los cielos El Chimborazo, el “Rey de Los Andes”, el volcán más alto del Ecuador, con 6310 metros de altura sobre el nivel del mar. Este gigante dormido se encuentra ubicado en la Cordillera Occidental, a 38 km al noroeste de Riobamba.

Perfecto para realizar montañismo, dentro de su encantador páramo podemos encontrar la fauna propia del lugar: ciervos enanos, llamas, vicuñas, pequeños conejos, lobos de páramo y cualquier cantidad de aves, entre ellos, el majestuoso cóndor de Los Andes.

Un frío persistente emana del gigante de nieve, con una temperatura que pone a prueba voluntades y equipo especializado, indispensable para disfrutar de senderos y parajes, siempre con la guía especializada que proveen curtidos lugareños. Sin embargo, en un buen día con ese sol que pintará fotografías memorables, hasta los aficionados y caminantes lo pueden apreciar.

nm693-1-1418661621-3fb789733b8054b2f861b1791dcdc58b

Continúa la lista y podemos encontrar al Cotopaxi, un volcán magnífico con 5897 metros de altura sobre el nivel del mar y elevado con una belleza impactante. Este monumento de hielo se ha convertido en el segundo destino de aventura más popular en el Ecuador. Se encuentra a pocos minutos de la ciudad de Quito, en el parque nacional que lleva su nombre, y ofrece atractivos para paseos y actividades familiares como rutas en bicicleta y senderos para relajantes caminatas.

El Cotopaxi es una experiencia estimulante que a todos sus visitantes ha dejado maravillados. Dentro del Parque Nacional Cotopaxi, un área protegida creada en 1975, podemos –con la paciencia del caso– hallar una impresionante variedad de animales como cóndores, pumas, osos de anteojos, zorros andinos, llamas y muchos más. Sin duda, dejar el ruido y el estrés de la ciudad e instalarse en estas acuarelas vivas, provoca un sentimiento espiritual de amor por la naturaleza.

En orden de altitud, el Cayambe destaca con 5790 metros de altura sobre el nivel del mar. Al occidente de este titán, se encuentra a sus faldas la ciudad de Cayambe, rica en gastronomía única y sede de prósperas industrias lecheras y flores de exportación.

Una bella y resplandeciente manta de hielo permanece intacta durante los 365 días del año en este coloso. El sueño de todo montañista se expresa y tiene un insuperable escenario en este paraíso, atravesado por la línea equinoccial.

La fauna en este lugar permite avistar animales como el cuchucho, armadillo, guatusa, danta, guanta, conejo, sacha cuy, cervicabra, venado de cola blanca, entre otras que enriquecen el lugar. El Cayambe es óptimo para realizar caminatas por los glaciares y acampar acompañado de esta fría y hermosa naturaleza.

Continuando por nuestro camino entre estos inmensos monumentos a la belleza, el Ecuador tiene mucho más que ofrecer para los amantes del montañismo. La travesía sigue con el Antisana, vocablo cañari que significa cordero o montaña oscura, y nombra a este volcán que se encuentra en la cordillera de Los Andes, entre los límites de la provincia de Pichincha y Napo. Apartado de las carreteras, se puede acceder a este volcán a través de un sendero ubicado en el sector del Tambo, parroquia de Papallacta.

Es este el cuarto volcán más alto del Ecuador con una altura de 5758 metros de altura sobre el nivel del mar. Su ascenso tiene una dificultad mayor que requiere años de experiencia y la compañía de expertos.

nm692-1418663214-ca4df15d96575124dee13d68850b19c9

En el centro del Ecuador, en la Cordillera Oriental de los Andes, a unos 45 km al suroeste de Riobamba en la provincia de Chimborazo, se encuentra el Altar, volcán apagado que recibe su nombre por la singular forma de sus numerosos picos, asemejándolo al altar de una iglesia colonial.

Cada pico tiene un nombre, heredado de los conquistadores. “El Obispo” es el más alto de los altares. Entre los más conocidos están: “El Canónigo”, “El Tabernáculo”, La Monja Grande”, “La Monja Chica”, y “El Acólito”. Rodeado de glaciares, vertientes y coloridas lagunas. El Altar es considerado el más hermoso de los nevados.

Impredecible, el clima de este particular nevado es inestable, fuertes tormentas provienen del Amazonas, suben a altas velocidades con la humedad del trópico y finalmente descargan grandes cantidades de nieve sobre las cumbres de este deslumbrante balcón del cielo.

Frío y calmo, el paraje de Los Andes espera con ansias a los bien aventurados turistas para brindarles el privilegio de ver y oír cómo a lo lejos un ave, que surcando los helados vientos, disfruta la magnificencia del estremecedor respiro de la imponente figura de estos apacibles universos de hielo.

Sorprendente Ecuador, dueño de varios mundos en su pequeño y acogedor territorio, alberga con sosiego la magia silenciosa de las cumbres y las nieves eternas. ¡Tan cerca del cielo, aquí en la tierra!

nm693-2-1418663264-ccaf6ebc42150ed6307f70129a4a7ce8

nm69-1418667705-70f3dd731bc18af28854a34dc0188dae

por Esteban Michelena