Sep 02
marca empleadora

DECÁLOGO PARA UNA BUENA MARCA EMPLEADORA

TU EMPRESA TIENE UNA MARCA ASOCIADA QUE VA MÁS ALLÁ DE SU NOMBRE: SON VARIAS CARACTERÍSTICAS LAS QUE DEBEN RESULTAR ATRACTIVAS PARA QUE TU ORGANIZACIÓN PUEDA ATRAER AL MEJOR TALENTO DEL MERCADO. ESA ES LA MARCA EMPLEADORA.

Cuando pensamos en nuestras marcas favoritas, automáticamente las asociamos con aquellas que son de consumo masivo, ya sea en comida, tecnología, calzado o servicios. Sin embargo, debería suceder lo mismo al pensar o promocionar la marca empleadora, es decir, que el nombre de tu empresa resuene tanto por sus beneficios y valores que las personas anhelen trabajar ahí. Para lograrlo, es necesario mejorar la cultura empresarial, promover su reputación y posicionarse en el mercado de la manera adecuada.

DIEZ CLAVES PARA QUE LA ESTRATEGIA DE MARCA EMPLEADORA FUNCIONE:

1. Identificar los atributos culturales de tu organización (misión, valores, cultura)

Cuando una persona piensa en un smartphone, automáticamente piensa en su marca predilecta, y cuando se le pregunta por sus atributos, se identifican sus pro. Exactamente eso debe suceder cuando preguntes a sus colaboradores sobre su cultura: deben tener la capacidad de identificar la razón de ser de su organización, sus productos, sus servicios y los valores que la caracterizan.

2. Conocer a tu competencia directa y los factores positivos que te diferencian

Algunos dicen que es malo compararse pero, contrastar con el fin de mejorar tiene un propósito distinto. Entender a tus competidores y analizar si existen debilidades permitirá tomar en cuenta futuros planes que ayuden a alinear la estrategia de employer branding, además, es información relevante para presentar en el comité ejecutivo.

3. Medir tu clima/engagement/beneficios

Para poder contrastar la información del mercado, se debe tener data que sustente si la cultura es lo suficientemente sólida para retener a los colaboradores y estos, a su vez, lo vean como un factor importante al momento de aceptar o no una propuesta en otra organización. Una cultura de apertura, flexibilidad, empatía y desarrollo es extremadamente valorada. Analiza si tus programas de desarrollo, planes de beneficios y salario emocional tienen un impacto positivo o no.

4. Contar con planes de acciones para potenciar tus fortalezas y oportunidades

Una vez que tengas claras las métricas donde existen brechas en el clima laboral ideal, es importante generar metas claras, tiempo de ejecución y medición de avances para controlar el impacto y el compromiso de tus empleados en las distintas actividades que hayan sido planificadas.

5. Identificar el público al que quieres dirigirte

La estrategia de employer branding debe tener un público objetivo: si tu empresa es de servicios, enfocarse en el personal técnico de planta no es necesariamente tu prioridad. Lo mismo sucede en compañías de producción, si tu público es personal de planta y operativo, posiblemente debes atraer un número mayor de personal administrativo.

6. Desarrollar tu EVP (employee value proposition)

Para elaborarlo, debes tener claros los atributos que quieres resaltar y por lo que el mercado reconozca a tu empresa. Si esta cuenta con un paquete de beneficios salariales y no salariales atractivos, ¿tus programas de desarrollo permiten a sus empleados sentir que existen oportunidades de carrera?, ¿cuentas con una estrategia de responsabilidad social empresarial que abarque colaboradores y público externo?

7. Colaborar con Marketing y Comunicación en los canales donde enfocarás tus estrategias

El mejor amigo en la implementación de la estrategia es el departamento de Marketing que puede guiar con ideas de posicionamiento. Si existen lineamientos de la propia marca para realizar activaciones o uso de logo, podrás darle tips para generar endomarketing y entender la conducta de su consumidor. Comunicación, por otro lado, será tu aliado en los canales de comunicación donde tus mensajes, beneficios, portales en su página web e informativos pueden ser publicados.

8. Medir la efectividad de tus planes de acción

Después de ejecutar tus actividades de comunicación, planes de acción de clima o compromiso laboral y reinducción a empleados, entre otros, es sumamente importante medir el retorno de su inversión, sean estas monetarias o no monetarias. Por esta razón los KPI —o indicadores de gestión— te ayudarán a realizar revisiones constantes y no perder el foco de tu trabajo.

9. Rediseñar planes de acción y canales de ser necesario

Los KPI —del punto 8— te permitirán ajustar algunas iniciativas o darles más fuerza a aquellas que han tenido un impacto positivo: se rediseñan los planes de acción no la estrategia.

10. Haz parte de las campañas de posicionamiento de marca a tu público cautivo

Tus empleados son sus mejores embajadores, hazlos parte de distintas iniciativas, invítalos a colaborar y viralizar las distintas actividades que su empresa realiza, ya sea que cuentes con un departamento de comunicación interna/externa o no, muchas veces tus mejores influencers son tus propios empleados. Ellos, a través del boca a boca o sus redes digitales potenciarán sus mensajes.

LOS BENEFICIOS AL EJECUTAR UN PROGRAMA DE EMPLOYER BRANDING SON: 

• Reducir la rotación de empleados y, por ende, ahorrar en sus procesos de inducción. 

• Disminuir costos asociados a la contratación. 

• Contar con colaboradores comprometidos con la marca, esto se verá reflejado en la mejora de los estados financieros. 

• Posicionar la marca en el mercado como un lugar amigable para trabajar, un riesgo en la reputación puede afectar a tu organización y sus resultados.