Feb 20

Las entidades financieras se interesan por el pequeño ahorrista

Los bancos, las cooperativas, las mutualistas, son entidades financieras que hoy no solo enfocan sus créditos a los grupos que cuentan con capacidad crediticia y con la solvencia necesaria para cancelar grandes préstamos; en la actualidad, en una buena parte de su cartera de clientes, están los microempresarios, dueños de pequeños negocios, subempleados, personas con acceso limitado a la tecnología, entre otros.

Nuestro Mundo detalla a continuación los servicios que ofrecen cuatro bancos privados, tres cooperativas y una mutualista. En el país, según datos de la Superintendencia de Bancos y Seguros hay 23 bancos y cuatro mutualistas registradas. Desde enero de 2013, la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria es el ente regulador de las cooperativas. Están clasificadas por los sectores de vivienda, consumo, producción, transporte y otros servicios.

La Asociación de Bancos Privados del Ecuador afirma que las captaciones bancarias, durante enero pasado, registraron un saldo acumulado de  25 112 millones de dólares. Frente a diciembre de 2014, se registró una disminución de 3,26 %. Mientras que, en términos anuales, el total de depósitos creció 8,91 %, equivalente a un aumento de 2055 millones de dólares. No obstante, la tasa de crecimiento interanual disminuyó desde septiembre de 2014 y la tendencia se acentúo durante el primer mes de este año.

Un banco es una empresa comercial que realiza operaciones financieras con el dinero procedente de accionistas y clientes. Las cooperativas son sociedades cuyo objetivo es servir las necesidades financieras de sus socios y de terceros mediante el ejercicio de actividades propias de las entidades de crédito. Y las mutualistas tienen finalidad social y participan en procesos de intermediación financiera.

El Banco Pichincha dirige sus préstamos a personas, empresas y microfinanzas. Durante 2014, para al área comercial, otorgó el 55% de sus créditos; para consumo, el 27%; para microfinanzas, el 15% y para vivienda el 3%.

La visión de esta entidad financiera es “ofrecer una banca universal cercana e integradora”. Para cumplir con este objetivo, a través del Segmento Microfinanzas, ofrece soluciones a microempresarios, emprendedores, personas con bajos ingresos, subempleados, personas del servicio doméstico, guardias de seguridad, entre otros.

La Cooperativa de Ahorro y Crédito 29 de Octubre, con 48 años en el mercado, es otro referente de ayuda social. Su objetivo es “realizar actividades de intermediación financiera y de responsabilidad social con sus socios”. Para ello, ofrece varios servicios como: Cuenta Socio, Mejor Futuro, microcréditos, crédito comercial, créditos de vivienda, servicio médico, seguro de vida y servicio de exequias, entre otros.

Sus préstamos “están direccionados a sectores de clase media y baja”. El 61 %  del total al consumo, el 35 % a microcréditos y el 4 % a vivienda. Y los sectores productivos de pequeña y mediana empresa reciben microcréditos. Al sector urbano se lo canaliza a través del Microcrédito Individual, y al rural con el Microcrédito Creer (dirigido a un grupo de personas en común con garantía solidaria).

En marzo del año pasado, Promerica Financial Corporation (Grupo Promérica) adquirió la mayor parte de las acciones de Banco de la Producción S.A. (Produbanco). Gracias a esta fusión se amplió la cobertura de la entidad al contar con 120 oficinas y 280 cajeros automáticos. A más de ofrecer los productos tradicionales tiene, entre sus planes, el Ahorro Meta (auto, bienestar, casa), Flexiahorro (donde el cliente elige sus objetivos, el  plazo y el monto de aporte a partir de $ 10), depósitos a plazo fijo y certificados de depósitos pre-cancelables.

Los microcréditos para emprendedores o los préstamos para obtener vivienda propia son prioridad de algunas entidades financieras. Cooperativa Andalucía, por ejemplo, explica que el porcentaje más alto de sus créditos se concentra en el crédito de consumo (79 %), microcrédito (20 %) y vivienda (1 %).

nm72-23-d-1428448246-d4298134aa4690c1802e473e8063813fnm72-23-c-1428448246-03cd4074ac0101467de26935b76dd33c

Ofrece a sus clientes alternativas de ahorro al premiar su saldo a fin de año, o piensa en los niños que, a través de la Cuenta Infantil, reciben una tasa del 4,5 %. Además, tiene el ahorro programado con el 8,55 %, e incluso no se requiere de un garante si solicita un crédito de hasta 4 mil dólares.

La Mutualista Pichincha, con 53 años de trayectoria, 225 000 clientes y 3000 socios, enfoca su ayuda a la vivienda propia a través del ahorro, sobre la base del mutualismo. Ximena Aguirre, gerente de Producto, explica que “en el negocio inmobiliario nuestros servicios incluyen: diseño, planificación, construcción y venta de proyectos. Adicionalmente, ofrecemos la posibilidad de servicios de mandato y comercialización de proyectos de terceros”.

Su capital social permite que terceras personas puedan ser dueñas de la empresa. También hay un respaldo financiero a otros segmentos como: el migrante, inversionistas, constructores, vivienda de interés social, etc.

El 80 % de la cobertura de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Cooprogreso está en Pichincha y el 20 % se distribuye en Portoviejo, Guayaquil y Santo Domingo de los Tsáchilas. Con 169 300 socios también se preocupa por la microempresa (44 %), el segmento de consumo (43 %), vivienda (11 %), y el área comercial (2 %). Incluso el cliente puede realizar transacciones en línea por los canales web, pago de servicios básicos, de obligaciones municipales, cobrar el Bono de Desarrollo Humano, remesas, entre otros.

Un impulso para el comercio
El principal giro de negocio del Banco Internacional, con 41 años de experiencia y 1200 empleados, es atender a pequeñas, medianas y grandes empresas. “Cerca del 80 % de nuestra cartera está dirigida al sector comercial. Y el negocio de comercio exterior es líder gracias a la confianza mantenida de los clientes y bancos corresponsales en el mundo”.

Presta servicios transaccionales, crédito productivo, y cuentas de inversión empresarial, para efectuar provisiones y acumular liquidez para el pago de impuestos, utilidades, compra de activos, capital de trabajo y demás obligaciones.

Otro de sus servicios es la cuenta de Ahorro Programado, donde el cliente decide el tiempo de ahorro y el monto a depositar en función de sus necesidades. Durante su vigencia, el banco realiza débitos de su cuenta o tarjeta de crédito; al final del plazo, la entidad bancaria deposita una bonificación en efectivo a su cliente.

Banco Solidario, 20 años como “pionero de las microfinanzas”, tiene, según datos de la entidad, “uno de los montos promedio de crédito más bajos de la banca ecuatoriana”. El 93 % de los préstamos está por debajo del PIB per cápita; el 46 % de los clientes (trabajadores asalariados) y el 25 % (microempresarios) ganan menos de 1,5 veces el salario mínimo vital. Su índice de inclusión bancaria es de 31,3 %.

El nivel de escolaridad de los microempresarios que son favorecidos es del nivel superior (11 %), secundario (45 %), y primario (42 %). Los trabajadores asalariados tienen instrucción superior el 21 %; secundaria, el 53 %; y primaria, el 26 %. Por tanto, los productos y servicios cuentan con acompañamiento, asesoría y educación financiera. “Hay procesos especiales para los clientes sin instrucción escolar”. Banco Solidario está presente en 26 ciudades de 14 provincias del país.

por : María Fernanda Arauz