Feb 20

Un año de oportunidad para la construcción

nm72-21-c-1428445630-175ba757d6ffb97aba3fbee70e147bd7La construcción es un sector que crece en el país. Los datos reflejan a un Ecuador que está encaminado. Hay crecimiento y a pesar de que el pasado 11 de marzo entraron en vigencia sobretasas arancelarias para 2800 partidas de productos importados, con el fin de equilibrar la balanza de pagos y evitar mayores impactos en la economía por la caída del precio del petróleo y la apreciación del dólar, los involucrados definen qué hacer y afirman que la medida del Gobierno es una oportunidad.

Según datos del Banco Central del Ecuador (BCE), en 2013, el Producto Interno Bruto (PIB) tuvo un crecimiento del 4,5 % y el aporte de la construcción fue de 0,87 puntos, superior al de petróleo y minas (0,51), agricultura (0,43), y transporte (0,39).

Por otro lado, la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción (FIIC) elaboró un ranking donde Ecuador se ubicó en el octavo país de la región al mover 8029 millones de dólares en ese año, “cuya cifra representa el 2,39 % de todo lo que se construyó en América Latina”.

¿Qué pasó después? En 2014 las cifras no fueron tan positivas. Carlos Romero, gerente de Riesgos de la aseguradora de crédito Coface Ecuador, considera que el año pasado el desarrollo fue modesto. “Las demoras de pago en el sector se incrementaron. La afectación se dio principalmente en proveedores de materiales”.

Por eso, según Romero, este año será un reto. “Un punto clave para las empresas es el manejo de la liquidez en un entorno con menor circulante. El desafío para el Gobierno es mantener un nivel de gasto adecuado para los proyectos en ejecución, analizar detalladamente aquellos que son nuevos y canalizar créditos”, dice.

A pesar de ello, para Franz Viegener (FV), 2014 “fue un año sólido”, pero con dificultades que afectaron a su desarrollo como el cambio de ciertas normativas. La empresa de grifería y sanitarios cita al BCE al señalar que la construcción fue la industria que más creció dentro del PIB en 2014, con el 0,90 %, sobre las actividades profesionales, técnicas y administrativas (0,58 %), petróleo y minas (0,57 %) y comercio. “La clase media aumentó, al igual que las familias que accedieron a viviendas propias a través del crecimiento de la oferta del crédito hipotecario”, agregó.

Uno de los objetivos del Gobierno para este 2015 es reducir el déficit de oferta de vivienda para sectores de ingresos bajos. Por ello, según datos publicados por la Cámara de Industrias de la Construcción, el exministro Coordinador de la Producción, Empleo y Competitividad, Richard Espinosa, anunció que “dará prioridad a la construcción de viviendas de sectores medios y de menores ingresos, al generar incentivos para el desarrollo de proyectos”.

Desde el pasado 11 de marzo, las sobretasas arancelarias que entraron en vigencia sobre 2800 productos importados y que se relacionan con el sector fueron: para las baldosas un 25 % más; para palas y serruchos, 5 %; para alicates, martillos, taladros y herramientas, 15 %. También se aumentaron los impuestos de las maquinarias como aplanadoras (45 %) y cargadoras (45 %).

nm72_212_1428445723Grandes y pequeños constructores
Para la constructora Uribe & Schwarzopf, el sector de la construcción creció, pues el déficit de vivienda en el país es muy alto. “Aún falta un millón de unidades para cubrir todas las necesidades. Hoy se construyen proyectos de diversos costos y esto responde a que en el país existe acceso al crédito para poder pagar”, afirmó José Garcés, gerente técnico de la firma. Para 2015, esta empresa ya tiene trazado su panorama. Uno de los objetivos será utilizar producto nacional, el cual “es bueno, solo que la gente ya se acostumbró a usar los de fuera. Hay que incentivar la industria para que fabrique productos diferentes. Como constructora hemos abierto las puertas a arquitectos y diseñadores de afuera para aprender nuevas técnicas”.

Para cumplir con este desafío, la industria nacional tiene que fortalecerse y estar preparada para abastecer la demanda que se generará durante estos 15 meses que se aplicarán los aranceles. Además, se requiere de un mayor control para evitar la especulación y el contrabando, indicó Garcés, quien aclaró que estos rubros se deben incrementar “en el costo y en el porcentaje que afecte al valor de un producto determinado. Es decir, si el precio de un ascensor tiene una sobretasa del 45 %, pero, este ascensor representa el 7 % del valor total de la obra, debemos incrementar ese 45 % al
7 %. Por tanto, el aumento en general, al sumar todos los rubros que se elevan, va a ir en el orden del 10 y 12 %. Lo que significa que un departamento pasa de 100 000 a 110 000 dólares”.

Por otro lado, Carlos Chiluiza tiene una microempresa de construcción con sus cinco hermanos. Ha trabajado en el sector por 17 años y cerca de cuatro laboró en España. En el país europeo aprendió varias técnicas que aplica en su trabajo. La alternativa que plantea es utilizar productos nacionales. “Sí puede afectar un poco las sobretasas, pero se puede trabajar con materiales ecuatorianos que en cuanto a calidad son como los extranjeros. Para citar un ejemplo tenemos muy buena cerámica. En nuestro trabajo tratamos de utilizar materiales del país, claro que depende del gusto y de los recursos del cliente”.

por : María Fernanda Arauz