Feb 20

Una terminal nacional que supera todas las expectativas

nm73-quiport2-1430953116-608c7318e3a2a14e6303347f8186aed7

La ampliación de la terminal de pasajeros del Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito permitirá alcanzar nuevos estándares en la calidad del servicio aeroportuario. El enfoque de Corporación Quiport, que invirtie aproximadamente 22 millones de dólares, financiados exclusivamente por sus accionistas, es de continuar mejorando los estándares de comodidad y servicio para los miles de pasajeros nacionales que día a día transitan por la terminal área.  Esta característica es poco frecuente en los aeropuertos a escala regional, que suelen enfocar su nivel de servicio a las áreas internacionales. Al concentrar sus esfuerzos en un servicio de primera, tanto para los pasajeros nacionales como para los internacionales, el aeropuerto pretende establecer nuevas pautas que ratifiquen su liderazgo en la región.

Para Andrew O´Brian, presidente y director general de Corporación Quiport, está inversión demuestra el compromiso de la concesionaria por responder adecuadamente a las necesidades de los usuarios del aeropuerto. “Es un orgullo desarrollar esta nueva obra para la ciudad de Quito, con la finalidad no solo de mejorar la comodidad para los pasajeros sino que también, al utilizar técnicas y materiales propios de la arquitectura local, proyectar un sentido de identidad y pertenencia del aeropuerto con Quito, contribuyendo así a la excelente imagen que tiene la ciudad y el país”.

Beneficios operacionales y mejora en el nivel de servicio
La ampliación de la terminal aérea destinada al uso de vuelos domésticos cuenta con 7910 m² de construcción, 870 asientos adicionales, dos nuevos puentes de embarque de pasajeros y diez puertas de embarque, representando un aumento en la capacidad en salas de espera de un 30 %.

Esto permitirá más flexibilidad para servir a un mayor número de operaciones domésticas con puente de embarque (manga) y la consiguiente reducción de operaciones por bus, lo que beneficia directamente a pasajeros y líneas aéreas.

La incorporación de las diez puertas de embarque de la ampliación facilitará la gestión de los procesos de salidas y arribos, y permitirá optimizar el número de operaciones en función del tiempo.

Además, los pasajeros podrán esperar su vuelo de una forma más cómoda en un ambiente diseñado con mucha iluminación natural, gracias a los grandes ventanales que tiene y a los altos techos que brindan una sensación de mayor espacio.  La inclusión de jardines interiores y exteriores, plantas colgantes y piletas hacen de este espacio un lugar que permite al pasajero sentirse en contacto con la naturaleza.

Las nuevas salas de espera contarán con áreas y servicios diseñados para mejorar la experiencia del pasajero en el Aeropuerto Mariscal Sucre:
• Tres establecimientos de alimentos y bebidas con una variada oferta de calidad y con la incorporación de un menú local.
• Nuevas tiendas comerciales con un enfoque en productos locales.
• Nueva Sala VIP Nacional con mayor espacio y comodidad.
• Espacio de entretenimiento para niños.
• Tomas de energía para carga de móviles y laptops en los asientos.
• Wi Fi gratuito para los pasajeros, al igual que en el resto de salas de embarque.
• Tres baterías de baños (dos en el segundo nivel y una en el primer nivel).

Talento ecuatoriano
El diseño, construcción y gestión de proyecto de la expansión de la terminal de pasajeros son realizados por talento ecuatoriano. En el proyecto laboran aproximadamente 450 trabajadores de manera directa, y 70 empresas fueron contratadas para diferentes trabajos requeridos; de estas, un total de 68 empresas son ecuatorianas, las que entregaron compromiso y calidad. La empresa a cargo de la construcción es EKRON, conocida en el mercado ecuatoriano por desarrollar obras de gran magnitud y calidad. Por consiguiente, el proyecto es una importante fuente de generación de empleo directo e indirecto.

nm73-quiport-22-1430953116-57bb945c60965725554a2b31b416ab9e

BOULEVARD RIALTO, UN RINCÓN DE QUITO EN EL AEROPUERTO. Una de las expectativas de la ciudadanía era reflejar la estética representativa de la ciudad en el aeropuerto. El reto era encontrar un espacio en el que la funcionalidad que requiere un aeropuerto pueda conjugarse de manera armónica con una solución arquitectónica, que le brinde un sentido de identidad y pertenencia.

Así, en el pasillo, que conduce a las nuevas salas de espera, nació el Boulevard Rialto, con un concepto de diseño que emplea materiales y técnicas propias de la arquitectura de la ciudad. La empresa Rialto ha apostado a posicionar su marca utilizando medios alternativos de gran impacto; por esta razón, tomó como estrategia apropiarse del espacio con mayor movimiento del principal aeropuerto del país. El elemento que se utilizó fue el revestimiento de la cerámica donde se plasman diferentes imágenes representativas del Ecuador, demostrando así la diversidad geográfica, natural y cultural que posee el país.

El Boulevard Rialto inicia en un pórtico de piedra y, a lo largo de 70 metros, combina elementos como jardines y piletas. Hacia el lado occidental, la fachada es cortada por ventanas con marcos de piedra, y –cubriendo ventanas de hierro forjado– que ofrecen una magnífica vista del entorno natural de la zona.

El área está cubierta por un cielo falso de madera y estuco. Cada cierto tramo, se encuentran columnas con un zócalo de piedra; y, al terminar el pasillo, está el ingreso a la nueva Sala VIP Nacional, diseñada con un arco de medio punto recubierto de un retablo de madera. Desde este punto, el pasajero nacional podrá elegir ingresar a la Sala VIP o dirigirse a la sala de embarque asignada, y seguir disfrutando de la comodidad y los servicios que ofrece el aeropuerto de Quito.

por : Quiport Fotos: © Quiport